Domingo, 25 de Agosto 2019

Noticias de Getafe - AL DIA GETAFE
Buscar en la web
ENTREVISTAS

Álvaro Gómez, concejal de Educación y Bienestar Social, analiza la situación actual de sus dos áreas de Gobierno en GETAFE AL DÍA

“La comunidad educativa de Getafe está muy viva, siempre en lucha por una educación pública de calidad”

“La comunidad educativa de Getafe está muy viva, siempre en lucha por una educación pública de calidad”
Redacción / 8 de febrero 2017

Pregunta.- ¿En qué situación se encuentra la Educación en Getafe?

Respuesta.- Getafe es un reflejo del resto de la región. Hay un cierto déficit en infraestructuras, que desde el Gobierno municipal estamos peleando para solucionar. Prueba de ello son los barrios de Los Molinos, El Bercial y Buenavista, donde tenemos nuestros frentes abiertos de reivindicación. Son barrios que están creciendo de forma exponencial y cuyo crecimiento no va acompañado de una mayor dotación de centros educativos. Además, hay otros aspectos muy mejorables, como el incremento de ratios, que sufren nuestros hicos y chicas.

Pero lo positivo es que Getafe está muy vivo educativamente, la comunidad educativa es muy reivindicativa y siempre lucha por tener una educación de calidad. Se mueven mucho los padres, los profesores, los centros educativos… Una muestra es el Consejo de Educación, en el que tuvimos una reunión la semana pasada, donde se notan esas ganas de hacer cosas, lo que siempre ayuda mucho.

P.- Hablando del Consejo, ¿qué resultados se han obtenido en sus primeras reuniones?

R.- En las cuatro o cinco que llevamos nos habíamos marcado unos objetivos para lograr durante el curso y salieron 16 o 18 temas a tratar. Tuvimos una reflexión muy interesante y se escogieron tres, entre los que destacó, porque fue elegido por todos los colectivos, el de la atención a la diversidad, además del bilingüismo y el acoso escolar.

Ya se han hecho grupos de trabajo con 10 o 12 voluntarios para trabajar en estos temas. Esta siendo un Consejo muy participado, que ha elegido temas muy pegados a la realidad actual. Estoy satisfecho, porque veo que echa a rodar de forma dinámica y muy autónoma, y seguro que salen buenos resultados y cosas muy interesantes.

P.- En cuanto a infraestructuras, no parece lógico que se hagan desarrollos para 3.000 o 4.000 familias sin que estén dotados de suficientes colegios, centros de salud…

R.- Estamos limitados por el modelo de la Comunidad de Madrid, el de construcción por fases, del que no salen. Ya hemos tenido muchas reuniones y hemos presentado numerosas proposiciones en el Pleno en ese sentido, apoyadas por todos los grupos, ya que este modelo no se ajusta al padrón de cada barrio. Un ejemplo es el colegio ‘Miguel de Cervantes’ de Los Molinos; fuimos con los datos del padrón a la DAT, porque construyendo fase a fase no se da respuesta ni de lejos. ¿Por qué no se construye todo el colegio completo? Pues no se mueven de ese modelo. Pero seguiremos peleando, no vamos a parar. Además, ya se ha creado el germen, se unieron tres AMPAS (Miguel de Cervantes, Carlos V y la del nuevo colegio de El Bercial), que llevaron las firmas a la DAT y que han contactado con otras AMPAS de otros municipios que están sufriendo lo mismo.

Se lo planteamos siempre la Consejería, porque sucede año tras año y es un sistema que no causa más que problemas: genera malestar, la demanda no se cubre y hay que buscar en otro sitio, las obras se retrasan... Son problemas que se pueden evitar con previsión. Por eso en este Pleno llevamos una moción en la que vamos más allá y pedimos el Instituto de El Bercial, que fue un compromiso del consejero y es para el 2018-19, que está ya ahí; además del colegio de Buenavista, al que también se comprometieron.

P.- ¿Cuándo se va a abrir el colegio de El Bercial?

R.- Yo mandé una carta el 2 de enero a la que no tuve respuesta, volví a mandar otra hace unos días pidiendo una visita del Ayuntamiento y los padres a las obras tampoco han contestado la Comunidad. Ya hemos rebasado la fecha inicial que nos dieron, que fue el 15 de diciembre, y por la poca información que nos llega, vía dirección del centro, parece que está muy avanzado y que incluso este mes de febrero podría estar terminado. Echo en falta la información, no solo a mí como concejal de Educación, sino a las propias familias, que es algo fundamental.

Además, hemos pedido una comisión de seguimiento del Miguel de Cervantes para que nos vayan informando, porque lo que peor llevan las familias es esa falta de información.

P.- También hay quejas en La Alhóndiga, donde los padres han protestado por la duración de las obras en los colegios.

R.- En todo momento les hemos mantenido informados de todo el proceso. Al final, lamentablemente, hemos tenido que tomar una decisión drástica, que es la de resolver el contrato con la constructora, que no tenía ninguna intención de acabar las obra. Ahora estamos terminando, por seguridad, los tajos que habían abierto, volviendo a la situación de partida. Una vez que se subsane eso tenemos que volver a iniciar el proceso con carácter de urgencia. Eso llevará un tiempo, pero nuestra idea es que se puedan hacer las obras en verano para que trastornen lo menos posible el día a día del colegio.

P.- Recientemente el Ayuntamiento ha puesto en marcha una campaña contra el acoso escolar que ha sido muy bien recibida por la comunidad educativa.

R.- Estamos ante una cuestión que es una responsabilidad compartida. Esta campaña forma parte de un Plan Municipal de Convivencia y Prevención del acoso escolar. Hay que hacer hincapié en esas dos palabras: convivencia y prevención. Aparte de los mecanismos que se establecen, por parte de la Comunidad y el Ayuntamiento, cuando hay un caso, la prevención es importantísima.

Por eso hemos empezado con la difusión y la sensibilización, con la que nos dirigimos a los chavales ‘espectadores’, los que ven lo que pasa y a veces no se atreven a hablar. Hay que formarles, igual que a los padres y a los profesores, para que se atrevan a hablar y para que sepan gestionar esos conflictos y poder así atajar un problema que debemos abordar todos y desde muchos ángulos.

Además, hemos hecho varias acciones, como tres representaciones teatrales de ‘Papel’, una obra sobre este tema que han visto 1.500 chavales de Primaria y Secundaria, que se complementa con trabajos en los centros y otras acciones con las que seguiremos intentando crear esa red municipal donde se enganchen centros y AMPAS para trabajar todos juntos.

P.- A pesar de todo ese esfuerzo, cuando se da un caso de acoso escolar, ¿se tiene la sensación de dar un paso atrás o que algo no se está haciendo bien?

R.- Las cifras que manejamos están en torno al 3%, aunque es difícil saber cuándo estamos ante un caso que podemos considerar de acoso escolar. Pero no creo que sea un paso atrás; hay que trabajar a corto plazo con los casos que salen, que son la punta del iceberg y que es verdad que pueden reflejar la existencia de fallos; pero también a medio y a largo plazo. Los frutos no van a ser inmediatos, pero hay que hacer ese trabajo, por eso nos estamos volcando mucho en Primaria, porque cada vez salen más casos desde pequeños, y entre ellos hay que trabajar la convivencia, el respeto y los valores. Los directores y profesores de estos centros están muy motivados para llevar a cabo esta labor en esta fase de la educación.

P.- ¿Cuáles son las principales reivindicaciones de la comunidad educativa de Getafe?.

R. Pasan por una defensa clara de la escuela pública. Hay una red participativa en esa defensa muy importante, y hay que poner en valor el trabajo de la Plataforma, que aglutina a muchos colectivos, y de la FAPA… En otro orden de cosas, están las reivindicaciones para mejorar las infraestructuras y las ratios, además de trabajar por una escuela inclusiva; en este sentido no fue casual que en el Consejo saliera el tema de la diversidad, para evitar que se cree una especie de doble red.

La gente está muy activa y enchufada para evitar que haya centros de primera y de segunda, ya sea por barrios o a causa del bilingüismo. La comunidad educativa de Getafe siempre se mueve, como cuando salimos a la calle contra el ‘dedazo’ de directores de centros.

P.- Entrando ya en su otra responsabilidad como concejal, la de Bienestar Social, ¿¿AGEIS?? ha anunciado ya hacer efetivo el millón de euros en ayuda. Çömo está el proceso?

R.- Desde hace un mes las 234 familias beneficiarias ya saben que les ha correspondido el pago, y ya estamos en esa fase del proceso, tanto para alquileres como para suministros básicos, o ambas. Estamos muy satisfechos de que esto sea una realidad, ha costado mucho técnicamente porque apenas hay referencias fuera de Getafe de una medida similar, que es casi una renta básica: entre más de 400 y 550 euros por familia.

Creemos que va a paliar situaciones de riesgo de exclusión graves en muchas familias de Getafe, era algo imperioso y ahora tenemos que ir a la raíz de ese problema de precariedad económica, una vez que lo más acuciante, que es la vivienda y los suministros, está cubierto, y empezar a trabajar en otras vertientes como la inserción laboral.

P.- ¿Están todos los que son?

R.- El millón de ayudas se ha consumido, se ha entregado todo lo que se presupuesto. Tenemos que evaluarlo, porque es la primera vez que se hace. Toda la gente que lo necesita no está, no nos engañemos, pero en paralelo tenemos 400.000 euros de ayudas de emergencia, que también era la primera vez que las entregábamos. Hay unos límites y unos parámetros, no podemos llegar a cubrir a todos, pero esas ayudas de emergencia existen y tendremos que evaluar cómo ha funcionado el programa en conjunto.

P.- ¿Cómo se va a trabajar para evitar casos de gente que quizá renuncie a la búsqueda de empleo si sabe que el año que viene puede presentarse de nuevo a recibir estas ayudas?

R.- Hay una cláusula en las bases que obliga, al ser una convocatoria abierta, a las familias beneficiarias a seguir un programa de intervención de los servicios sociales. No queremos quedarnos sólo en la ayuda económica, porque con eso paramos la hemorragia, pero hay que seguir trabajando, porque en muchos casos se trata de un problema laboral. En ese sentido, trabajamos también con programas de recualificación, que son importantísimos y en los que han participado 836 personas. Hay que coordinar todas estas iniciativas, alguna de las cuales son muy nuevas y que hará que ir puliendo y mejorando.

P.- ¿Qué dicen las sensaciones del concejal, que habrá que ampliar esa cantidad de un millón de euros o que va a permanecer inamovible?

R.- Hay que evaluarlo. El año que viene seguirá, pero también estamos con presupuestos prorrogados y eso complica la situación. Estamos haciendo todo lo posible para que se garantice, pero ahora hay que echar muchas más cuentas, aunque ha de quedar claro que para este Gobierno la protección social es prioridad número uno desde el principio de la legislatura

P.- De su respuesta se desprende un mensaje a los Grupos de la oposición para que ayuden en este sentido, ¿no es así?

R.- Está claro que cuando unos presupuestos tan sociales como los nuestros no se aprueban se nota mucho. La oposición tiene que hacer un análisis y ver las consecuencias que están teniendo sus posturas en áreas muy sensibles, como las que me corresponde de Educación, donde vemos un ejemplo con la Escuela Infantil de Buenavista, y Bienestar Social.

P.- ¿Cómo está funcionando la Oficina Antidesahucios?

R.- La verdad es que está funcionan muy bien. Después de un año de trayectoria, ya con datos en la mano y un recorrido suficiente para evaluar, podemos afirmar que se han conseguido, gracias a nuestros propios servicios jurídicos y al apoyo de la Universidad Carlos III, daciones en pago y quitas por cantidades muy importantes. Además del asesoramiento y todas las gestiones que se hacen con las entidades bancarias, así que estamos muy satisfechos con su funcionamiento.

P.- Y eso evita también esas imágenes de concentraciones de protesta delante del Ayuntamiento…

R.- Pues sí, porque son muchos los casos que se resuelven cada día, mucha gente pasa por la oficina y los servicios sociales y se llega a dar soluciones dignas para muchas familias. El trabajo que están haciendo estos profesionales y técnicos, igual que los de Educación, es tremendo, además en el contexto más complicado de los últimos años y con pocos recursos, ya que las administraciones locales estamos muy machacadas con las leyes de déficit y sostenibilidad.

P.- ¿Cómo está la situación en cuanto a dependencia?

R.- Estamos en una situación complicada, como en otras áreas, porque éste es un problemón, ya que la ley no se ha llegado a desarrollar como debiera. Nosotros estamos peleando con la Comunidad de Madrid por temas como la valoración de Grado 1, la ayuda a domicilio, que a veces pagamos nosotros hasta que la Comunidad, a la que le falta agilidad en este sentido, da esas ayudas a las familias; el número de plazas en las residencias, ya que la población mayor es numerosa en Getafe… Creo que el tema de los mayores no se está afrontando bien por parte de la administración regional.

P.- Además, el vecino no entiende por qué se da ese parón en las ayudas cuando en el Ayuntamiento se les hace la valoración con rapidez…

R.- Es normal y lógico, porque los vecinos no entran en quién tiene la competencia, sino que lo que quieren es que se les dé un servicio y una solución, y eso pasa por una buena colaboración entre administraciones por el bien del vecino. Por eso pedimos más recursos, o bien que afronten ellos, como debería ser, esas ayudas, o que se nos dote para paliar estas limitaciones y evitar que lo sufra el vecino. Los recursos en todas las áreas son importantes, pero en el área de Bienestar Social son vitales.

Desde 2013, por ejemplo, hemos perdido por el camino un millón de euros del convenio con la Comunidad de Madrid en el coste real que sale del Ayuntamiento.

EDICIÓN IMPRESA
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

© PRENSA ESCRITA AL DIA S.L. 2014 • Todos los derechos reservados / Aviso Legal / Política de Privacidad
C/ Fernando Roncero nº6- 1ºD 28937 Móstoles • T 91 614 28 76 • redaccion@getafealdia.com
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que presta su consentimiento y por tanto acepta su uso.