Sábado, 22 de Febrero 2020

Noticias de Getafe - AL DIA GETAFE
Buscar en la web
OPINIÓN

Plenario di Apasionado

Plenario di Apasionado
29 de enero 2020

 
Volvemos a la carga después de un tiempo de fiestas y de enredos prácticos personales. Dejo en el cajón el artículo sobre el Pleno número cinco. Troppo vero como para ver la luz.. de momento. Vayamos con el de la Sesión de Presupuestos, que también dio para mucho. Como siempre, uno a uno, del pez chico al grande.

1.- COMPROMISO CON GETAFE. Si criticas la labor del gobierno en todos los ámbitos - social, laboral, medioambiental… -, si el solo concejal con el que cuentas es aritméticamente irrelevante en el conteo final, y si PSOE y Podemos han llegado ya a un acuerdo de legislatura, votar finalmente a favor se hace un poco raro. Mucho más cuando argumentas que lo que se pretende es desbloquear una situación que ya había sido desbloqueada días antes de llegar al Pleno. Para mí esa decisión supone acogerse de forma voluntaria en el asilo de la indefinición. Argumentos para hacerlo hay, sin duda, pero desde mi punto de vista esa situación le va a generar generar más perjuicios que beneficios. Técnicamente Compromiso tenía margen de maniobra y motivos suficientes como para haber manifestado algo más que una opinión en contra, porque eso no hacía peligrar la aprobación de los presupuestos y porque al mismo tiempo les hubiera situado como la verdadera y necesaria “oposición de izquierdas” en el municipio. Votando a favor, sin embargo, han finiquitado un acuerdo desigual porque han legitimado toda la política de un PSOE que, en sentido contrario, solo les apoyará las propuestas con las que, de hecho, ya está de acuerdo. Soledad e irrelevancia parecen sinónimos y no lo son. La línea que las separa es muy fina, pero llegado el momento hay que elegir a un lado o a otro. Y hacerlo teniendo siempre en cuenta que, mientras a partir de la primera puedes comenzar a construir, desde la segunda resulta, sencillamente, imposible.

2.- VOX. Por fortuna, ni está ni se le espera en Getafe. Su portavoz esputó un discurso muy parecido al de una cena entre cuñados en la que las bravuconadas ocupan el lugar de las propuestas. Lo que demuestra que a los cuatro costados del medio mantra en que se basa esta candidatura se extiende un páramo ideológico del que nunca van a saber salir. El discurso de VOX solo resulta sonoro cuando Ortega Smith lo declama “joseantoniano”. Pero cuando quien lo representa es un aprendiz, entonces aparece como lo que es: una caricatura que denuncia todo y contra todo, sin más argumento que el de “esto está tan mal que solo nosotros podemos salvarlo”. La frase de su portavoz “Como dice un tal Santiago Abascal”... (sic), es una cita de autoridad tan rala que con poquito más se va a convertir en el epitafio bienvenido de este grupo municipal. La propuesta, entre otras, de “la supresión del IBI, o al menos a las familias numerosas” (sic), quizá persiga universalizar una medida que hoy por hoy afecta solo a los bienes religiosos. Pero por el momento lo único que desvela es la incomprensión y el desconocimiento más absolutos de cualquier tipo de responsabilidad política y de funcionamiento institucional. Solo podemos esperar que siga por ese camino para que desaparezca cuanto antes.

3.- PODEMOS
Habló Alba Leo y fue de agradecer. Con su carácter no extrañó a nadie que sus primeras palabras se refirieran a “las dificultades del pasado y los errores cometidos”. Sin duda le honra que hiciera un balance del desastre que fuimos Ahora Getafe. Y es muy positivo que PSOE y Podemos hayan llegado a un acuerdo; era necesario en 2015 y lo es más ahora, que la reacción golpea tan potente. Sin embargo, las medidas que el gobierno le ha aceptado son insuficientes. Yo desconozco los pormenores de las negociaciones, pero los cinco puntos desgranados en su intervención - parque del Sureste, salud bucodental, plan de inclusión social… -, están tan difuminados y son tan incompletos que se asemejan más a un cheque en blanco que a un contrato entre iguales. Sin duda el “abrazo de la Moncloa” ha resultado definitivo para dar el paso hacia un acercamiento imprescindible. Pero eso no debe restar un ápice de valor a la pregunta… “¿para llegar juntos adónde?”. Toda la legislatura pasada fue un “no por el no” y ahora parece que se trata de enmendar ese error con otro; el del “sí por el sí a toda costa”. Entre ambas opciones me quedo con ninguna, porque el gobierno con las manos libres, sin fiscalización, tenderá necesariamente a incidir en los mismos errores en los que incurrió en el pasado, con la diferencia de que ahora Podemos ya no podrá siquiera criticarlo porque lo ha validado todo.
.
4.- CIUDADANOS. En ocasiones da la sensación de que en la política institucional, la técnica, la táctica, la ideología y el momento son como electrones sueltos en un bombo que gira sin parar y que rara vez coinciden. Quizá su discurso sobre presupuestos fue el único que detalló propuestas concretas para el municipio. Estar ideológicamente en contra de todas ellas - bajada de impuestos, liberalización económica… - no debe impedir reconocer el trabajo que hay tras su planteamiento. Es más; ya indicamos en el primero de nuestros artículos que el futuro de esta candidatura pasaría por trabar un acuerdo con el gobierno local y, muy posiblemente, los presupuestos eran el punto clave para encontrarlo. Sin embargo hoy en día resultaba imposible reeditar pactos PSOE-C´s, del tipo de los que ha habido no hace mucho en Andalucía y Castilla la-Mancha, o el de Sánchez y Rivera en 2016. El descalabro provocado en su partido por el adoquín de Rivera así como el abrazo de la Moncloa entre Iglesias y Sánchez - acontecidos además justo antes de la aprobación de los presupuestos locales - impedía de raíz cualquier posibilidad de acuerdo entre ambos grupos. Sin margen para maniobrar, de repente, C´s Getafe se ha encontrado en el umbral de un desierto de cuatro años como único camino hacia quién sabe qué lugar y a cuya vera se expanden imparables el páramo de VOX y el erial del PP.

5.- PARTIDO POPULAR. El Pleno de presupuestos certificó lo que se vislumbraba desde el inicio de la legislatura: que el PP sigue sin encontrar ni el rumbo ni su lugar en este nuevo mundo. Hasta Lázaro, de largo el concejal del Pleno con más dialéctica sobre Hacienda, estuvo desdibujado. Pero seguramente no es cosa suya. El PP ha vivido durante años acostumbrado a que la labor de oposición al PSOE se la haya hecho el PSOE mismo con sus políticas; y ha hibernado históricamente, siempre expectante a verlo caer para recoger el testigo del poder institucional. Aunque con muchas diferencias, ambos han sido los protagonistas políticos casi únicos del sostenimiento del Régimen del 78. Sin embargo, ese tiempo ha cambiado, no existe ya. Ahora hay más actores en la derecha con los que jugarse el pan en el terreno de la denuncia. Y el PP, falto de ese hábito, debe aprender a remangarse si quiere cosechar algo. Si toda la labor de oposición les sale como lo que vimos en el Pleno de presupuestos, @SaraHeba puede respirar tranquila. La intervención de Fernando fue inusualmente pobre en comparación con otras que le hemos visto, demasiado crítica con el gobierno y poco constructiva hacia los suyos. Ya no basta con decir que el PSOE lo hace mal porque eso también lo hacen otros: ahora debe convencer a su feligresía de que es mejor que Ciudadanos y Vox. Tarea compleja. A su favor, que cuenta con tres años por delante para conseguirlo. De sí mismo depende, o su caída aún no habrá tocado fondo.

6.- PSOE. No deja de resultar paradójico que Sánchez, el candidato que nunca fue ni será el suyo, e Iglesias, a quien no digiere ni con ricino, le hayan puesto en bandeja a Sara Hernández la Pax Augusta de la que careció en la legislatura pasada. Algunos electrones han coincidido esta vez dentro del bombo. Desde un punto de vista técnico hay que reconocer que, concediendo ella bastante más en 2015, obtuvo siempre la negativa de Ahora Getafe a aprobar los presupuestos. Pero es que ni en sueños podría haber adivinado el PSOE la concatenación de tantos hechos favorables seguidos: su victoria en nacional y el acuerdo con Podemos, la renuncia del concejal Daniel Pérez - y el ocaso definitivo del cerrojazo como forma de hacer política - y la alfombra roja tendida por Cifuentes con el único fin de conseguir el ansiado puesto de asesor de gobierno. Sea como fuere, se abre un periodo de estabilidad en la institución; de tedio para el espectador por la ausencia de un poder crítico que equilibre la actuación del gobierno: durante un tiempo la gestión y las mociones estériles sobre corrupción y Venezuela inundarán el Pleno. Justo lo que beneficia a Sara: no porque lo haga especialmente bien, sino porque en ese terreno ella sí sabe sacar rédito a lo que abandera, silenciar aquello que no hace y camuflar todos sus errores.

En conclusión, del Pleno de presupuestos ha salido lo que parecía inevitable y seguramente deseable: una reedición del pacto entre PSOE y la IU 2.0 que es Podemos, que tantos años gobernó en Getafe. Con la únicas distancias de que Sara no le llega a Pedro, que el espacio fuera de eso está más fragmentado que entonces y que Podemos carece del cuajo y la experiencia de la Izquierda Unida de entonces. A estos últimos no debería preocuparles. Con casi total seguridad de aquí a unos meses pasarán a gobierno, y será entonces que puedan convertirse en lo que con tanto ímpetu criticaban hacía apenas cuatro años. Por paradójico que pueda parecer, lo harán mejor cuanto menos se adapten a la nueva situación.

Como colofón a este artículo, moderado donde los haya, dejo tres preguntas como dudas fehacientes:

1.- Dijo el portavoz de VOX que se opondrían “a cualquier subvención a partidos, sindicatos, asociaciones empresariales o patronales”. Se entiende con ello que van a renunciar a la asignación - que no subvención - que les corresponde a ellos mismos como cargos electos y por grupo municipal, a lo largo de la presente legislatura. Están tardando en hacerlo.

2.- ¿Cuánto tiempo transcurrirá hasta que veamos a los cuatro concejales de Podemos entrar en gobierno y asumiendo tareas de gestión? Por apostar sobre seguro yo digo que será antes de julio de este año. Es la lógica natural. Lo que no parece estar tan claro es en qué puesto lo hará cada cual y, lo que importa más, las laceraciones que va a provocar su entrada entre el equipo del gobierno. Las percepciones no se cambian de un día para otro, ni se aprende a ser concejal de la noche a la mañana; ni se olvidan los enfrentamientos y los desencuentros por arte de birlibirloque. Veremos cómo cuaja todo.

3.- ¿Habrá algún grupo que se rompa antes del final de legislatura? Existe una ley universal que empuja a autodestruirse a cualquier grupo municipal sin más quehacer institucional ni posibilidad aritmética que la de intervenir en el Pleno. No lo digo por fastidiar, sino por una experiencia dilatada de vivencias al filo de ese vórtice. De los seis en Getafe, cuatro se encuentran en riesgo moderado de voladura: Compromiso, Vox. Ciudadanos y Partido Popular. Si no quieren desangrarse deben afrontar la travesía que queda de legislatura con una o dos tareas claras que les permitan trabajar en pos de un objetivo: evitar el hara-kiri. El que lo entienda así, sobrevivirá. Y el que no, caerá en las riñas intestinas, clandestinas y dañinas que siempre se producen cuando no hay nada más que hacer que matar moscas con el rabo.

Así es la política y de esa manera funciona. No lo entiendes hasta que lo vives. Cuando lo vives, sigues sin entenderlo, pero no te queda otra que formar parte de ello.


EDICIÓN IMPRESA
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

© PRENSA ESCRITA AL DIA S.L. 2014 • Todos los derechos reservados / Aviso Legal / Política de Privacidad
C/ Fernando Roncero nº6- 1ºD 28937 Móstoles • T 91 614 28 76 • redaccion@getafealdia.com
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que presta su consentimiento y por tanto acepta su uso.