Martes, 29 de Septiembre 2020

Noticias de Getafe - AL DIA GETAFE
Buscar en la web
OPINIÓN

La austeridad propaga el virus, acabemos con ella

La austeridad propaga el virus, acabemos con ella
ALBA LEO / 22 de mayo 2020

 Estamos viviendo momentos complicados, llenos de incertidumbre y en muchos casos de miedo y angustia. Las crisis, como es lógico, nos desestabilizan, pero también es verdad que nos ofrecen la oportunidad de reflexionar y cambiar las cosas que no funcionan.

Como concejala de Getafe y portavoz de Podemos en nuestra ciudad creo que debemos empujar para hacer cambios políticos estructurales que nos permitan proteger y mejorar la vida de la gente, todo lo contrario que sucedió en la crisis de 2008. Esta vez no podemos permitir que esta crisis la paguen los y las de siempre. Y lo digo desde la absoluta humildad, pero convencida de que es posible y necesario, y más aún en los tiempos que nos ha tocado vivir. Un primer paso hacia esta dinámica es lo que acabamos de conseguir desde Podemos Getafe en nuestro Ayuntamiento; que todos los partidos, menos Vox, se sumen a nuestra petición de modificación de la ley de Estabilidad Presupuestaria.

Quizás haya personas que no sepan de que va la ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, pero ya os voy adelantando que esta ley orgánica nos afecta, y mucho, a los vecinos y vecinas de Getafe. Me explico, pero antes, repasemos la historia más reciente de nuestro país que siempre aporta claridad.

En verano de 2011, los dos grandes partidos de ese momento, PP y PSOE, aprobaron una reforma del artículo 135 de la Constitución, destinada a garantizar por la vía constitucional la prioridad absoluta del pago de la deuda pública sobre cualquier otra posibilidad presupuestaria. Cuentan que fue durante una noche de agosto cuando Rajoy y Zapatero pactaron esta reforma; bastó con un solo día de verano para cambiar la Constitución y anteponer el pago de la deuda a cualquier otro tipo de pago. Así, el pago a la deuda pública nunca podría sufrir recortes, ya se recortaría de otros sitios… ¡Bingo! La tijera haría su trabajo principalmente en políticas sociales. Tras esta modificación, la soberanía del pueblo quedó duramente mermada. De hecho, ya lo avisó Julio Anguita: "desde que se cambió el artículo 135 de la Constitución Española estamos ante una verdadera losa”. Y añadía: “No se puede hablar de que se va a cambiar la política económica, se van a desarrollar planes económicos y proyectos alternativos, sin cuestionarse la cuestión de la Unión Europea actual”. Además, valoraba la reforma del artículo 135 como “el mayor ejemplo del olvido de los derechos sociales de la Constitución”. Menciono las palabras de Julio Anguita porque creo que no hay mejor homenaje posible que recordar su legado y que nos sirva como guía.

Pero volvamos a la Ley de Estabilidad; el artículo 135, que acabamos de comentar, se refiere a la necesidad de aprobar una ley orgánica que desarrolle los principios contenidos en dicho artículo, lo cual se realizó en 2012 a través de la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, en la cual se concretaron los límites y los mecanismos previstos en el artículo 135. Hay que decir que en esta ocasión el PSOE votó en contra del modelo de concreción que propuso el partido del Gobierno.

Y ahora que ya tenemos claro de dónde viene la ley y cuál fue su contexto, ¿cómo nos afecta a los vecinos y vecinas de Getafe dicha ley? Principalmente en que el ayuntamiento no pueda gastar el dinero de nuestros impuestos. Una de las principales herramientas para la “estabilidad presupuestaria” fue la imposición del techo de gasto. Mediante esta norma, se da la incongruencia de que el dinero recaudado mediante tus impuestos no se puede gastar en las necesidades que tiene nuestra ciudad porque la ley lo prohíbe, aunque a ti te los cobren y Getafe precise gastarlo. Además, la ley que se desprende de la modificación del 135 no deja utilizar el dinero que se ha ido acumulando por los ayuntamientos debido a los sucesivos superávits que años tras año han obtenido, como es el caso de nuestra ciudad, sino que lo deben dejar en una cuenta bancaria, aunque este dinero pierda valor al no ser usado ni ofrecer ninguna rentabilidad. Sin embargo, el banco puede usar el dinero de tus impuestos para prestarlo a otros clientes o invertirlo en actividades especulativas. Tu ayuntamiento no puede, el banco sí. Así que sí, podemos decir que el dinero de los vecinos de Getafe permanece “secuestrado” en el banco, mientras tenemos que ver como la gente de nuestra ciudad pasa miserias.

Congruente con esta “estabilidad presupuestaria”, año tras año, no se permite a los Ayuntamientos contratar personal, pero sin embargo sí que se permite que esos servicios, que no se pueden dar por esa misma falta de personal, se externalicen. O sea, no permite que se gaste dinero para ofrecer el servicio público, pero sí que se gaste dinero en que se privatice y lo haga una empresa privada, aunque en este segundo caso se tenga que pagar IVA, cotizaciones mayores por los trabajadores y trabajadoras, el margen del personal directivo de dicha empresa o el dividendo a los y las accionistas. Es decir, que paguemos mucho más por los servicios públicos y, seguramente, con menor calidad.

Podríamos abordar muchas más cuestiones injustas de esta ley, pero creo que las razones aquí explicadas son suficientes para creer que es imprescindible modificar la ley de “estabilidad presupuestaria”, porque es la garantía de que podamos blindar políticas públicas y mejoradas, y no hay que ser un genio para saber que en los próximos meses vamos a necesitar todos los recursos posibles para salir de esta crisis sin que ningún vecino y vecina de Getafe se quede atrás. Ha llegado el momento de acabar con la idea de que implementar políticas sociales destruye la estabilidad presupuestaria porque es totalmente falso. Y apostar por una ley que desarrolle el principio de estabilidad presupuestaria, siempre compatible con una política presupuestaria orientada a garantizar la prestación de servicios públicos de calidad, la protección del empleo y la reducción de la pobreza y la desigualdad.

¿Os acordáis de la famosa frase “atado y bien atado” del dictador Franco? Pues ante el escenario complicado al que nos enfrentamos y en la memoria de todas aquellas personas que han fallecido en esta crisis sanitaria, es un momento clave para luchar por “desatar” todas las políticas y las leyes que permiten la injusticia social, para poder devolver a nuestro pueblo la dignidad que se merece.


EDICIÓN IMPRESA
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

© PRENSA ESCRITA AL DIA S.L. 2014 • Todos los derechos reservados / Aviso Legal / Política de Privacidad
C/ Fernando Roncero nº6- 1ºD 28937 Móstoles • T 91 614 28 76 • redaccion@getafealdia.com
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que presta su consentimiento y por tanto acepta su uso.